Nuestros vinos
Equilibrados, con una gran estructura, además de una alta intensidad de sus aromas

El

Terruño

herald-1809278_640

Nuestra idea de cultivo se basa en el trabajo constante sobre cada cepa para obtener rendimientos ajustados basados en racimos sueltos y con bayas pequeñas bien aireadas . Éstas aumentan la expresividad de la fruta, obteniéndose vinos equilibrados y con una gran estructura, además de una alta intensidad de sus aromas.

Cuando nos acercamos al viñedo lo hacemos pensando en cómo un sistema vivo evoluciona según un equilibrio dependiente de factores edáficos, climáticos y humanos.

Las tierras en esta zona son franco-arenosas y calizas, muy pedregosas en la superficie y los suelos son muy pobres en nutrientes.

El clima es continental, a pesar de la cercanía del Mar Mediterráneo y algunas condiciones climatológicas son extremas. Por ejemplo, hay lluvias por debajo de los 300 l/año y durante el ciclo vegetativo las diferencias de temperatura entre el día y la noche superan frecuentemente los 25 ºC.